• Background Image

    Energía

El ser humano es una unidad indivisible y dinámica compuesta por lo biológico, lo psicológico, lo emocional, lo social y lo energético. Todas estas áreas interactúan constantemente entre sí y cada una individualmente está en continuo cambio en función del entorno, las experiencias y de las demás áreas. El ser humano, en su composición holística, tiende de manera natural a la homeostasis o lo que es lo mismo, a la recuperación del equilibrio. Un ejemplo claro de este proceso se puede observar en el cuerpo. Éste, cuando sufre una herida, comienza instantáneamente a sanarla y a cicatrizarla, es decir, está volviendo al equilibrio. Lo mismo ocurre con las demás áreas.

La energía en el ser humano es, al igual que la mente, intangible y se puede percibir sintiéndola. La percepción de la energía o la sensibilidad hacia la misma, se puede entrenar a través de la práctica, y a medida que se progrese se percibirá mejor. En el cuerpo energético del ser humano existen siete vórtices energéticos principales, también conocidos como chacras, alineados con la columna vertebral y situados a cierta distancia de la misma. Un chorro de energía recorre los chacras desde el coxis hasta la coronilla y viceversa. Los chacras están relacionados con la salud física, psicológica, emocional y social; y por ello es importante su correcto fluir. Para aprender más sobre los chacras te recomiendo que leas un artículo publicado en mi blog, donde explico con que está relacionado cada chacra, como se bloquean los chacras y como se desbloquean.

Es común que se creen bloqueos energéticos que obstruyan el fluir de la energía. Estos bloqueos se manifiestan como situaciones problemáticas, psicopatologías, sufrimiento psicológico, emociones estancadas y no expresadas, dolencias y enfermedades físicas. Para que la energía vuelva a fluir con normalidad es preciso esperar a que el organismo se recupere a su propio ritmo y, en el caso que se quiera facilitar el proceso, recurrir a terapias energéticas como la terapia energética Amornía que realizo en la ciudad de Madrid, España. Es necesario saber que en ocasiones, al organismo por sí solo le puede resultar muy difícil quitar ciertos bloqueos y completar el proceso de homeostasis. Es en esos momentos en los que se requiere de ayuda externa para facilitar el proceso. Detrás de los bloqueos suele haber experiencias no aceptadas, emociones y sentimientos no expresados, creencias limitantes, miedos o vínculos energéticos negativos establecidos con otra persona que restan energía por diferentes razones e impiden o dificultan el avance espiritual.